DON ALVARO

A Spanish Romantic Drama

Another important Spanish Romantic play is, withought doubt, “DON ALVARO OR THE FORCE OF DESTINY” . It was written by ANGEL DE SAAVEDRA or the DUKE OF RIVAS in 1835. The plot is typically Romantic, let me show you it:

We are in Seville, in the middle of the eighteenth century. Don Alvaro is a man who has returned from America. He falls in love with doña Leonor, a cute and beautiful aristocratic girl from Seville, and doña Leonor falls in love with don Alvaro. But the Marquis of Calatrava is against this relationship as he considers don Alvaro as an adventurer man and without a noble lineage. So both don Alvaro and doña Leonor decide to flee, but the Marquis discovers them and challenges don Alvaro who refuses to fight, and he throws his pistol to the floor. But his pistol goes off by accident and it fatally wounds the Marquis, who dies cursing his daughter. Both don Alvaro and doña Leonor flee but doña Leonor feels guilty and she goes to a monastery and she becomes a nun. Don Alvaro thinks that doña Leonor is dead. Meanwhile, Leonor´s brothers, don Carlos and don Alfonso want to kill doña Leonor and don Alvaro as they consider both of them as guilty of their father´s death.

Then don Alvaro goes to Italy where he joins the Spanish Army in the town of Velletry. There he finds don Carlos, Leonor´s brother, but they do not recognize each other and they become close friends. But as soon as don Carlos discovers don Alvaro´s identity he challenges him and don Alvaro kills don Carlos in a duel. After this don Alvaro feels guilty and he decides to become a monk in a monastery in Spain. He does that, but don Alfonso, Leonor and Carlos´ brother, is informed about his brother´s death in Italy so he goes to the monastery to kill don Alvaro. He challenges don Alvaro and, athough don Alvaro is a monk, he has to fight forced by the situation. They go to a certain place and they fight there. Don Alvaro wounds don Alfonso fatally. While don Alfonso is slowly dying on the floor don Alvaro is desperated trying to get a religious person in order to assist don Alfonso´s last minutes of life. He knocks the door of a monastery nearby and suddenly appears a nun who turns to be doña Leonor. Don Alvaro is very surprised and happy but doña Leonor runs to help his brother. When she is next to his brother, don Alfonso kills her blaming her for all the horrible events that have taken place. She dies and also don Alfonso does.
After this don Alvaro blames himself for all the deaths and inmediately he feels so guilty that he decides to commit suicide jumping from a precipice and shouting: “I am the hell´s messenger! I am an exterminator devil!”.

Well this is the plot, if it is strange for us you can imagine the impact that it had on the conservative Spanish society of the time. At first this play was considered as a very bad and strange play, but later on critics began to discover its qualities, to the extent that Giuseppe Verdi (the Italian Romantic musician) created an important opera based on the play called “La Forza del Destino”.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

UN DRAMA ROMÁNTICO ESPAÑOL

Nuestro amigo Jesús Chavero (director de teatro) nos hace una gran aportación, señalándonos una obra del Romanticismo español que ha sido injustamente infravalorada y que no es otra que “LA CONJURACIÓN DE VENECIA” de FRANCISCO MARTÍNEZ DE LA ROSA , escrita en 1830.

Otra importante obra Romántica es, sin lugar a dudas, “DON ÁLVARO O LA FUERZA DEL SINO” (sino significa destino) escrita por ÁNGEL DE SAAVEDRA o también conocido como DUQUE DE RIVAS en 1835. El argumento de este drama, como veremos ahora, es típicamente Romántico:

Estamos en Sevilla, hacia la mitad del siglo dieciocho. Don Álvaro es un indiano (un hombre que ha ido a hacer fortuna a América) que ha regresado a España y se enamora de doña Leonor, que es una muchacha hermosa de una familia aristocrática de Sevilla. También doña Leonor se enamora de él. Pero el padre de la chica, el Marqués de Calatrava se opone tajantemente a la relación de su hija con don Álvaro, ya que considera a éste como un cazafortunas aventurero que no pertenece a ninguna alta cuna ni a ningún linaje aristocrático. Doña Leonor y don Álvaro deciden huir de Sevilla, pero el marqués los pilla infraganti y reta a Don Álvaro a un duelo. Don Álvaro rechaza luchar con el padre de su amada y en un gesto de buena voluntad y de sumisión al marqués arroja su pistola al suelo, pero con tal mala fortuna que al caer la pistola se dispara sóla hiriendo de muerte al padre de doña Leonor. El marqués, ya moribundo culpa a su hija de todas sus desdichas y fallece. Doña Leonor no puede soportar el sentimiento de culpabilidad que la desborda y decide huir y meterse a monja en un convento. Por su parte don Álvaro también huye, pero cree que doña Leonor, su amada, está muerta. Mientras tanto los hermanos de doña Leonor, don Alfonso y don Carlos, van en persecución de don Álvaro y Leonor para darles muerte, pues piensan que ambos tienen la culpa de la muerte de su padre y reclaman venganza.

Posteriormente don Álvaro va a Italia y se alista en las fuerzas del ejército español acantonadas en la ciudad de Velletry. Allí se encuentra con don Carlos, pero ninguno de los dos reconoce al otro y llegan a ser amigos muy allegados. Mas tan pronto como don Carlos descubre la identidad de don Álvaro le reta a un duelo a muerte. Don Álvaro no tiene más remedio que aceptar y en este duelo, eventualmente mata a don Carlos. Tras este acontecimiento don Álvaro se siente tremendamente culpable y decide regresar a España, donde acaba ingresando en un monasterio y haciéndose monje.

Pero don Alfonso, el hermano de doña Leonor y don Carlos, se entera de la muerte de su hermano en Italia y avivan en él sus deseos de venganza, buscando a don Álvaro por toda España hasta que da con él. Cuando lo encuentra, a pesar de que don Álvaro se ha convertido en un monje, lo reta a un duelo a muerte. Don Álvaro se ve forzado por su situación pues si no aceptara sería muerto inmediatamente por don Alfonso. Luego van a un determinado lugar y allí efectúan el duelo, y don Álvaro casi involuntariamente hiere de muerte a don Alfonso. Don Alfonso yace en el suelo moribundo y don Álvaro con un arrepentimiento enorme corre desesperado a buscar a un religioso que le pueda dar asistencia a don Alfonso en sus últimos momentos de vida. Encuentra pronto un convento y llama a su puerta. La monja que sale a recibirle no es otra que doña Leonor. Así don Álvaro, entre la alegría y el desconcierto le cuenta lo que ha pasado y que su hermano yace moribundo.

Doña Leonor corre rápido al encuentro de su hermano para darle socorro pero don Alfonso le asesta a su hermana una puñalada mortal y la culpa a ella de todos los males que han tenido lugar. Muere don Alfonso y muere también doña Leonor. Y don Álvaro se queda pasmado, completamente sólo y anonadado, y piensa que él es el verdadero culpable de todas las muertes y desgracias que han tenido lugar desde que llegó a Sevilla de América. Entonces en un arrebato sale corriendo hacia un precipicio desde el que se arroja y grita: ”¡Soy un mensajero del infierno! ¡Soy un demonio exterminador!”.

Bueno este es más o menos el argumento de la obra. Si a nosotros, gente del siglo XXI nos parece algo extraña y dramática pongámonos en la mentalidad de la España conservadora de principios o mediados del siglo XIX. La obra, en efecto, en un primer momento fue muy denostada por la crítica, considerada de mal gusto y extraña. Fue más adelante cuando los autores y la crítica reconocieron su calidad, hasta tal punto que se hizo famosa en toda Europa. Giuseppe Verdi (compositor del Romanticismo italiano) , creó una ópera famosa basada en la obra del duque de Rivas que se llama “La Forza del Destino”

Part of the This Is Spain Network. Operated by Costa Insider SL.